Paris, Roma, Londres, Lisboa, Venecia, Génova, Italia, Bruselas

miércoles, 21 de mayo de 2014

La costa Amalfitana... empecemos por Castellammare di Stabia, y Sorrento (1)


 http://www.playasycosta.com/images/amalfi.jpgLa mejor manera de llegar a la Costa Amalfitana es a través de Nápoles,  y alquilar un coche. También hay autobuses pero tienen poca frecuencia aunque son bastante baratos. Otra buena opción es el tren. Podemos tomar la dirección hacia Sorrento. Sé que en el camino hay muchas cosas por ver, como la misma ciudad de Nápoles, las ruinas de Pompeya y Erculano, y otras tantas por ver. Pero esta vez el punto de partida es un poco antes de Sorrento, en Castellammare di Stabia, una localidad con un gran paseo marítimo, lugar para el turismo termal, pues cuenta con 28 manantiales termales.
Cicerón escribió a su amigo: "Bien aventurado eres que puedes ver desde Pompeya el magnífico espectáculo de Stabia." Esta ciudad también fue sepultada, junto con Pompeya y Herculano por la erupción del Vesubio en el año 79 dC, quedó enterrada bajo dos metros de material volcánico durante años. La ciudad fue sacada de su largo letargo a mediados del siglo XVIII, cuando fue excavada por Rocco de Alcubierre, ingeniero de la Casa Real napolitana. Posteriormente volvió al anonimato hasta su redescubrimiento a mediados del siglo XX.
Las villas excavadas, hasta el momento, y que podemos visitar son la Villa San Marcos y Villa Arianna. El "Segundo Complejo" es una tercera villa visitable, si bien ha sido parcialmente excavada. Otras villas conocidas son las del Pastor, la de Anteros o la de Hércules, que permanecen en su mayor parte sin excavar. En el territorio de Stabiae (Ager Stabiano) se tiene constancia de la existencia de, al menos, cuarenta villas y casas de campo, que permanecen ocultas bajo tierra. 
STABIAE_VILLA_SAN_MARCO
Villa San Marcos
Villa San Marcos es una de las mayores residencias conocidas, con unos once mil metros cuadrados. Toma su nombre de una capilla construida a mediados del siglo XVIII. El edificio original se construyó en la época de Augusto, siendo ampliada durante el principado de Claudio. Entre sus instalaciones contaba con un comedor o triclinium con vistas a la bahía; un complejo termal privado con las salas propias de los baños termales (caldarium, tepydarium y frigidarium); o un patio ajardinado con piscina, y habitaciones para el descanso, ricamente decoradas.
http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/101351345.jpg
Villa Ariadna es una de las más antiguas. Debe su nombre a la pintura mural con dicho tema mitológico -Dionysus salvando a Ariadna de la isla de Dia (Naxos)-, situada en el triclinium de la villa. La mayor parte de la villa continúa inexcavada, si bien fue totalmente explorada entre los años 1757 y 1762. Las “excavaciones arqueológicas” realizadas en la época borbónica, no se dedicaban al estudio arqueológico del lugar, sino a la recuperación de los objetos de mayor interés, sin contextualizarlos ni estudiarlos. Así los mejores frescos fueron extraídos y llevados al Palacio Real en Portici. La villa está dividida en torno a cuatro núcleos principales: el atrio, del período tardo republicano; las termas; el triclinium estival, de la época de Nerón; y la gran palestra, de época flavia.Para más información sobre restos arqueológicos de Stabia

Pero, bueno, os digo de empezar aquí porque si cogemos el funicular "funivia" desde la Piazza della Unitá d'Italia, hasta los alto del Monte Faito, mientras va subiendo se ve a los lejos la ciudad de Napoles, y el Vesubio (cuidado con el que sufra vértigo!). Una vez arriba,  desde el Bar Belvedere di Vanacore, podréis hacer unas fotos magníficas, esta vez del otro lado, el inicio de lo que sería la Costa Amalfitana, con Sorrento al fondo. 


Volviendo sobre nuestros pasos  regresamos a Castellammare y allí podemos coger el tren de nuevo para llegar a Sorrento. 
Dice la leyenda que el nombre de Sorrento deriva de las míticas sirenas, que eran mitad mujeres y mitad peces, que forzaban a los navegantes a naufragar contra sus rocas. Según el historiador latino Diodoro Sículo, Sorrento fue fundada por Líparo, hijo de Ausonio, quien fue rey de los ausones, cuyo reino se llamaba Ausonia y el hijo de Odiseo y Circe. La antigua ciudad estuvo probablemente ligada a los ausones, tribu de uno de las más antiguos grupos étnicos de la zona. En época prerromana, Sorrento fue influenciada por la civilización griega: a ello puede deberse la presencia del Atenaion, un gran santuario, que también, según la leyenda, fue fundado por Ulises y originalmente dedicado al culto de las Sirenas, de donde el nombre de Sorrento. Su prosperidad data del periodo imperial, cuando Capreae (la actual Capri) era la residencia favorita de Augusto y de Tiberio. Numerosas inscripciones sepulcrales de esclavos imperiales y de hombres libres han sido encontradas en Surrentum. Una inscripción muestra que Tito en el año posterior al terremoto del 79 restauró el horologio de la ciudad y su decoración arquitectónica.  En la antigüedad, Surrentum, era famosa por sus vinos, su pesca, y sus vasos campanienenses de figuras rojas. El descubrimiento aquí de monedas de Massalia, la Galia y las Islas Baleares indica una gran actividad comercial.

http://www.cines-verdi.com/barcelona/files/2012/10/amor-es-todo-lo-que-necesitas-cartel.jpg Una de las canciones napolitanas más conocidas esta dedicada a  Sorrento, es la de Torna a Surriento ("Regresa a Sorrento".) La canción tiene su historia, fue compuesta para la visita a Sorrento de Giuseppe Zanardelli, por entonces presidente del consejo de ministros, el 15 de septiembre de 1902. El Alcalde de la ciudad, Guglielmo Tramontano, y propietario del hotel donde Zanardelli se hospedaba, pidió a los hermanos De Curtis que compusieran una canción para honrar al ilustre huésped, con la esperanza así de obtener a cambio algunas intervenciones a favor de la ciudad, entre ellas la apertura de una oficina postal.  Ernesto De Curtis recuperó una vieja melodía que había compuesto algunos años antes, y el hermano escribió en el momento un texto apropiado para la situación: así nació la canción Torna a Surriento. Con algunas modificaciones en la letra, la canción fue presentada al Festival de Piedigrotta en 1905:  Y a partir de ese momento empezó el éxito de esta música, convertida en una de las canciones napolitanas más famosas del mundo. En 1955, Sofia Loren y Vittorio de Sica rodaron aquí la conocida película Pan, Amor y... años más tarde en el 2011 la película Amor es lo que necesitas, con Pierce Brosnan y Trine Dyrholm (es una película muy bonita, con unos exteriores espléndidos y el argumento da que pensar...no os lo voy a explicar, tenéis que verla, creo que os gustará... Si lo que preferís es un libro, Arturo Pérez Reverte, publicó en 2012, el libro "El Tango de la Guardia Vieja", que transcurre parcialmente en Sorrento.

Si estáis dispuestos a daros un capricho, un buen lugar para alojarse sería el Hotel de la Syrene pertenece a la cadena Relais & Chateaux, es un cinco estrellas y la noche en temporada baja suele rondar los 350 euros (más o menos...)  aunque parece por su página web y los comentarios en Trypadvisor que vale la pena.

Ahora si queremos ir hasta la siguiente parada de nuestra ruta tendrá que ser a través de coche de alquiler, las carreteras son tortuosas, y las vistas de los acantilados impresionan, es una ruta magnífica, una de las paradas podría ser en la Baia delle Sirene . Una preciosa cala de aguas cristalinas donde remojarnos un poco.

Seguimos nuestro camino hacia Positano, si es en coche de alquiler, podríamos tardar entre 30 o 40 minutos, tendríamos que atravesar una zona montañosa, así que depende de la pericia del conductor, pero bueno eso será en el siguiente post...