Paris, Roma, Londres, Lisboa, Venecia, Génova, Italia, Bruselas

miércoles, 7 de mayo de 2014

alemanes versus checos en una misma ciudad Praga


Casa Municipal

Nos situamos a principio del siglo XX, en los últimos años del Imperio Austrohúngaro, y cuando empiezan a asomar los nacionalismos, como el checo. Un símbolo de este nacionalismo lo tenemos en la Casa Municipal de Praga. Para poder comprender el porqué es tan importante para el nacionalismo checo (el anterior a la proclamación del estado checoeslovaco) es necesario echar la vista atrás, pues el mapa social de la ciudad era muy distinto. La ciudad de Praga durante siglos fue una ciudad de al menos tres comunidades distintas. La comunidad más grande por supuesto era la checa, históricamente. También había una comunidad muy grande e importante alemana; y otra importante era la judía. Esas tres comunidades más importantes, tenían relaciones más o menos buenas. Los judíos vivían aparte, pero los checos y los alemanes durante siglos tenían relaciones más o menos amistosas. Había mucha colaboración cultural, mucha influencia entre las dos comunidades. Pero con los nacionalismos del siglo XIX la situación cambió con lo que se llama el ‘Renacimiento Nacional Checo’. Los alemanes empezaron a ser mal vistos en la ciudad”. Las relaciones entre unos y otros cada vez fueron más tensas hasta que toda comunicación entre checos y alemanes se rompió. Los checos tenían teatros checos, tiendas checas...incluso la ciudad se dividía entre calles alemanas y checas... Pero hubo un hecho que provocó que la burguesía checa pensara en la necesidad de construir la Casa Municipal, como reivindicación orgullosa de la nación, ese hecho fue el momento en que los alemanes abrieron la nueva ópera,  que hoy es la Opera Estatal de Praga, que al principio era la Opera Alemana de Praga los checos buscaban una respuesta. Llegó la decisión de construir la Casa Municipal que iba a ser una casa representativa y ceremonial con muchas salas que no solo servían para conciertos o bailar, sino también para eventos políticos y ceremoniales de los ricos de la ciudad de Praga.
"120 Obecní Dům (Casa Municipal), mosaic i cúpula" by Enfo - Own work. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:120_Obecn%C3%AD_D%C5%AFm_(Casa_Municipal),_mosaic_i_c%C3%BApula.jpg#/media/File:120_Obecn%C3%AD_D%C5%AFm_(Casa_Municipal),_mosaic_i_c%C3%BApula.jpg
La Casa Municipal se construyó entre los años 1905 y 1912, y es uno de los edificios de estilo Art Nouveau más interesantes de la ciudad. Para ello hubo una competición arquitectónica de la que no salió ningún proyecto ganador, así que terminaron por elegir a dedo a dos arquitectos, Osvald Polívka y Antonín Balšánek. El primero era joven y adelantado, construyó numerosas casas de estilo Art Nouveau en Praga; el segundo, era viejo y conservador,  y estaba más interesado en formas antiguas. Los dos formaron una curiosa pareja de trabajo aunque no se soportaban ni se hablaban, y durante los siete años que tardaron en construirla sólo se enviaban cartas, se la considera de estilo Art Nouveau, pero es una mezcolanza de diferentes estilos. Para su construcción no se escatimaron en recursos, se empleaban los últimos adelantos de la época para demostrar el poderío y el nivel de la nación checa. Era un edifico muy moderno, ya que casi en la entrada colocaron dos ascensores. Eran quizá los dos primeros de la ciudad de Praga. Y que aún funcionan, pero no todos pueden utilizarlos, porque uno es el ascensor del presidente y el otro del alcalde. También había climatización y calefacción central, que siguen funcionando. Había una lavandería a vapor, había máquinas italianas para hacer café y por supuesto, máquinas para hacer hielo para las bebidas, que era algo muy revolucionario”.
En la fachada exterior podemos ver encima de la entrada el mosaico de luneta de Karel Špillar que representa la apoteosis de Praga. En la cornisa superior se ve el rótulo con palabras de Svatopluk Čech: "¡Salud, Praga! ¡Resiste a la furia del tiempo como has resistido todas las tempestades!" y el escudo de la ciudad de Praga. A los lados se encuentra el conjunto de estatuas "Humillación de la Nación" y "Resurrección de la Nación", obra de Ladislav Šaloun. Debajo del mosaico se encuentra un balcón accesible desde el Salón de Alcalde Mayor apoyado en columnas con una marquesina, las columnas están acabadas por figuras de bronce de portadores de luz con lámparas eléctricas de Karel Novák.
A la izquierda del vestíbulo se entra en el café, cuyas paredes están revestidas por caoba. Enfrente de la entrada está situado un escenario y un nicho con fuente de agua de Osvald Polívka con una escultura de Ninfa de Josef Pekárek. Todavía está instalada allí la climatización original. A la derecha del vestíbulo se encuentra el Restaurante francés según el proyecto de Osvald Polívka con las pinturas conservadas de Josef Wenig Praga dando la bienvenida a sus visitantes y Cultivo de lúpulo y Viña en forma de un chico y chica.
"Smetana Hall in Municipal House" by Clayton Tang - Own work. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Smetana_Hall_in_Municipal_House.JPG#/media/File:Smetana_Hall_in_Municipal_House.JPG
El lugar más importante de la Casa Municipal es sin duda, la sala Smetana, bautizada así en honor al compositor checo, con sus 1.200 asientos es todo un templo para la música clásica. La sala Smetana alberga cada año la inauguración del mayor festival de música de Praga. Hay quien dice que tiene la mejor acústica de la ciudad. Hay un órgano Art Nouveau, de los más grandes del país. Cada año se hace un festival de música de órgano. Pero el festival más importante, que empieza cada año el 12 de mayo en la Casa Municipal, es sin duda, la Primavera de Praga, con la sinfonía ‘Mi Patria’ de Federico Smetana, un hombre que tenía un nombre muy bonito checo, pero que no habló checo hasta los 25 años al menos, una cosa muy interesante que le ocurría también a otros muchos nacionalistas de la época.
Otras salas representativas de la Casa Municipal se usan también para conciertos o se pueden alquilar, evidentemente, con un gran desembolso previo, para celebraciones, recepciones, negociaciones y otros eventos. La sala del Alcalde destaca por encima del resto. A su decoración, el polifacético artista Alfons Mucha, se dedicó en cuerpo y alma, al igual que hiciera a lo largo de su vida en otros muchos proyectos nacionalistas, fin al que dedicó la mitad de su carrera artística. Alfons Mucha estaba en esa época en Estados Unidos después de trabajar durante muchos años en París. http://1.bp.blogspot.com/_VHOUFjFu8O0/TENrTSs6qGI/AAAAAAAAAtI/xvTXqxXlQKg/s1600/MuchaObecni.jpg
Como era una gran patriota, se fue de los EE.UU. rápidamente y se ofreció a decorar la Sala del Alcalde, la única redonda. Era un sueño para todos los artistas, era la sala más importante y muchos eran los que querían hacer el trabajo.  Pero Mucha dijo que lo haría gratis, lo que interesó mucho a los arquitectos. Aunque puso la condición de que le dejarían total libertad. Mucha se mostró en la decoración de la sala, no solo como un pintor sino como un arquitecto y un diseñador de interiores, ya que hizo incluso los muebles”. Otros lugares inconfundibles de la Casa Municipal, son la cafetería y el restaurante, de exuberante decoración modernista. No es que parezcan el decorado de una película de época, es que ya lo han sido. Sin cambiar una silla de sitio, el restaurante aparece en ‘Yo Serví al Rey de Inglaterra’, la adaptación cinematográfica de la novela de Bohumil Hrabal.
Yo Serví al Rey de Inglaterra

En el sótano debajo del café hay una bodega, cuyo espacio acabado por bóveda romana y decorado con revestimientos artísticos de cerámica tiene encima de la entrada en el bar un relieve cerámico de monos alrededor del barril. Las ventanas (vitrales) llevan motivos de hojas de vid y racimos de uvas. La bodega no está abierta normalmente, se alquila para eventos. Debajo del vestíbulo se encuentra el Bar americano. La barra de mármol fue fabricada nuevamente en los años 90 según el original. Los precios son un poco elevados, pero la razón es muy simple: los cocineros son también los que hacen la comida del Presidente del país. Éste fue el primer bar donde las mujeres podían venir solas, sin ser acompañadas por un hombre u otra mujer”. Debajo del Restaurante francés se encuentra la cervecería Restaurante popular de Pilsen,  un local con bóveda romana decorado por doce escudos de cerámica de ciudades checas y moravas y relieves también de cerámica.  Las ventanas (vitrales) con motivos de espigas y lúpulo son las originales. Los muebles datan de los años 30. Entre las plantas se encuentra la llamada ala de los caballeros donde hay  salas de juego de billar y naipes (originalmente, las mujeres sólo tenían acceso a las mesas de naipes) y el guardarropa central. Los ascensores del alcalde mayor y del presidente están delante de este guardarropa se han conservado de modo extraordinario y durante la última reconstrucción se pusieron en funcionamiento.
Restaurante Pilsen da Casa Municipal - Praga   © Plzenská Restaurace
restaurante Pilsen
El Bar Americano, foto: www.obecnidum.cz
bar Americano






Fue aquí donde se proclamó la independencia de Chequia del Imperio austrohúngaro, o sea, la fundación de la primera e independiente República Checoslovaca en el año 1918. Y precisamente aquí fue donde unos años después, en el año 1989, se reunió el futuro presidente de la democrática Chequia con los dirigentes del régimen comunista que pronto iba a desaparecer.
"Prag10r" by Leonce49 = Hans Weingartz. - Own work. Licensed under CC BY-SA 3.0 de via Wikimedia Commons - https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Prag10r.jpg#/media/File:Prag10r.jpg