Paris, Roma, Londres, Lisboa, Venecia, Génova, Italia, Bruselas

lunes, 14 de abril de 2014

En Florencia... a través de un puente se puede llegar a unos jardines símbolo del amor...


File:Il Ponte Vecchio Dughetti.JPG






















Es el símbolo romántico de Florencia, y se corresponde con el puente más viejo que había en la ciudad. En 1333 una riada arrancó el viejo puente de madera, y en 1345 se reconstruyó el actual pero esta vez con tiendas en él. 
Lo de "romántico" lleva de cabeza a la alcaldía de Florencia, pues en éste puente las parejitas de enamorados empezaron a colocar candados (como en el Milvio de Roma) a tuti plen, y a lanzar las llaves al río Arno, llegando a perjudicar al puente por el peso. Ahora, queridos, si queréis poner el candado, vigilar porque la multa es astronómica, la única manera que han encontrado de disuadir a los románticos.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/02/Corridoio_vasariano_01.JPGEl puente ya estaba hecho y cuando Cosme I mandó construir a Vasari con motivo de las bodas de su hijo Francisco, un pasillo en el Ponte Vecchio, que fue terminado en 5 meses.

 El "recorrido del Príncipe" como también se le conoce, tiene un kilómetro de longitud y permitía trasladarse en un momento desde el Palazzo Vecchio, sede del gobierno, al Palazzo Pitti, la residencia privada, sin tener que mezclarse con el pueblo.

La verdad, es que el conde estaba hasta las narices de tener que atravesar el puente. Ya que en esa época albergaba el Mercado de Carnes de Ponte Vecchio, hay que reconocer que en esa época todos los restos y desperdicios se tiraban al río Arno, con las consecuentes molestias e insalubridad; para evitar los olores (y los posibles atentados) mandó construir el pasillo, trasladó el mercado y colocó en su lugar a numerosos orfebres. Según la leyenda el puente estaba exento de tasas e impuestos y los comerciantes estaban autorizados a mostrar sus mercancías sobre mesas de madera por el Bargello (una especie de magistrado comunal). Se cree además que el término Bancarrota se originó en este puente, debido a que cuando un vendedor no podía pagar sus deudas, su mesa o puesto para la venta, era rota por los soldados: banco+rotto, bancarrota. Al no disponer ya de una mesa el comerciante no podía vender sus mercancías.

File:Mussolini Windows.jpg El pasillo se apoya en el agua y en el aire, en realidad pasa sobre las tiendas de los orfebres, salvo en el ultimo tramo que se encuentra la casa de los Mannelli, construida en la edad media para defender el puente. El pasillo tenia que pasar a través de la torre pero los Mannelli no dieron permiso y se tuvo que rodear.

En el medio del Ponte Vecchio, el Corredor vasariano se caracteriza por tener unas ventanas panorámicas con vista al Arno, en dirección al Ponte Santa Trinitá. Éstas reemplazaron a las pequeñas ventanas de la construcción original por orden de Benito Mussolini. 

Este puente fue el único puente que no dinamitaron los nazis por orden directa de Hitler, aunque no tuvieron la misma suerte los edificios al lado del río en un radio de 200 m. Traspasado el Puente Vecchio el Corredor Vasariano pasa por encima de la logia de la iglesia de Santa Felicita. En este punto la galería tiene un balcón, protegido por una baranda, que apunta al interior de la iglesia, para permitir que la familia del Gran Duque pueda presenciar las celebraciones sin mezclarse con las masas.

En el tramo de la Galería Uffizi, el Corredor vasariano es usado como una Galería de Arte en la que se exhiben una colección de retratos de los Médicis. Una vez recorrido el puente, podemos dirigirnos hacia los Jardines Boboli, que fueron creados por Cosimo I de Medici, gran duque de Florencia en el 1537.
La familia de Cosimo I se caracterizó por numerosas leyendas contadas en el pasar de los siglos... leyendas de violencia y muerte... pero también de amor.
 
Eleonora era la hija del gobernador español y su matrimonio con Cosimo fue el resultado de un acuerdo político, pero el amor de Cosimo por Eleonora era real. Le cumplía todos sus deseos, además porque ella era su soporte en sus victorias políticas. Además de ser esposa y madre de once hijos, Eleonora disfrutaba de privilegios que no estaban previstos para las otras consortes de hombres y políticos, como la posibilidad de participar activamente en las cuestiones del gobierno.


En 1562, dos de los hijos de Cosimo, murieron junto a su madre, uno después del otro. La declaración oficial de los Medici hablaba de malaria. Todavía algunas voces sustentan que Garcia, el hijo de 16 años de los Medici, había asesinado a su hermano Giovanni después de una pelea

Furioso por la perdida de su amado hijo, se cuenta que Cosimo asesinó a Garcia con sus propias manos. Dos semanas después, Eleonora, duquesa de Florencia, murió por el dolor que le produjo la muerte de sus dos hijos. Esta leyenda ha sido relatada por siglos, hasta que en tiempos recientes, los estudiosos exhumaron los cuerpos de Eleonora, Giovanni y Garcia Medici, y descubrieron que en efecto, murieron por causa de la malaria. Si bien Cosimo tuvo fama de tirano, fue también conocido por el desmesurado amor que le tenía a su esposa Eleonora.

Eleonora era protectora de las artes y se ocupaba de los programas para mejorar las condiciones del pueblo. Cuando Cosimo estaba en el exterior, dejaba la ciudad de Florencia en sus manos. Ninguna otra mujer tuvo tanto poder como Eleonora.
agnolo bronzino - eleonora of toledo by annalobello
Eleonora de Toledo
El amor de Cosimo por su esposa era tan grande que hizo construir para ella los Jardines de Boboli, dando indicaciones precisas: deseaba un jardín que por su belleza majestuosa estuviera a la altura de la belleza de Eleonora. Un jardín para enamorarse, en el cual se pudiera admirar toda Florencia. En realidad, fue el propio regalo de Cosimo para su amada esposa.
Los Jardines Boboli están situados detrás del Palazzo Pitti, la antigua residencia oficial de los monarcas de Toscana. En 45 hectáreas conjugan espacios verdes, fuentes, estatuas, grutas, por lo que constituyen uno de los iconos del estilo  paisajístico Italiano.
El arquitecto florentino Raffaello fue el responsable del trazado de los jardines en 1549.
Raffaello realizó el diseño pero murió al poco tiempo, de manera que las obras tuvieron que suspenderse. Se reiniciaron alrededor de 1558, a cargo del arquitecto y escultor florentino Bartolomeo Ammannati.
El jardín es inmenso, puede llevar más de dos horas el visitarlo, y puedes encontrarte con una extraña estatua de un enano obeso sentado sobre una tortuga y con los testículo dolorosamente expuestos en la llamada Fontana del Bacchino. El personaje es Braccio di Bartolo, un famoso enano de la corte.
 http://2.bp.blogspot.com/-0JT48MtoNmE/UcmjJVo_z5I/AAAAAAAAGR0/9v0kZM6P7tQ/s1600/Braccio+de+Bartolo.JPGhttp://4.bp.blogspot.com/-EhE_jh1PnaM/UcmjLRCkDOI/AAAAAAAAGSM/fDQxIrTN_CQ/s1600/Obelisco+de+Rams%25C3%25A9s+II.png   
O el Obelisco de Ramsés II, al lado de una bañera procedente de las termas romanas de Caracalla, si leéis el nuevo libro "Inferno" de Dan Brown podréis hacer el mismo recorrido de Robert Langdon por los jardines y por Florencia.
Para todos los que os guste el libro Inferno de Dan Brown, os recomiendo seguir este blog.