Paris, Roma, Londres, Lisboa, Venecia, Génova, Italia, Bruselas

domingo, 15 de marzo de 2015

Arlés, ciudad romana y ciudad de pintores Van Gogh, Gauguin, Picasso





La ciudad de Arlés se encuentra situada en el corredor que une y unía la península itálica e ibérica, su situación geográfica le dio gran importancia durante el Imperio Romano. Habitada por celtas y, probablemente con anterioridad por poblaciones prehistóricas, fue colonia griega antes de que César la convirtiese en ciudad romana. Pero serán los romanos quienes la engrandecerán y le otorgarán el prestigio del que aún hoy goza.

Viendo el potencial de la región, César en el 46 a.C. crea la colonia donde residirán parte de los veteranos de las legiones que habían luchado en las guerras galas y conquistaron Massilia, la actual  Marsella. Fue la primera edad de oro de esta “pequeña Roma en Galia” engrandecida por los monumentos en la época de Constantino.
Después, Arlés se convertirá en uno de los primeros grandes centros religiosos para el Cristianismo. Las invasiones y las pestes de la alta Edad Media harán que la ciudad se empobrezca y el éxodo rural típico de esta época hará que se apague temporalmente su esplendor.

"Arles". Licensed under CC BY 2.5 via Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Arles.jpg#/media/File:Arles.jpgMás tarde, para hacer frente a las invasiones sarracenas las murallas de la ciudad serán transformadas en fortaleza. Arlés renacerá en el siglo XII, dan testimonio de ello los monumentos medievales que hoy podemos visitar. En el XVII y XVIII numerosos palacios particulares dan muestra de la importancia creciente de la ciudad. Hoy la ciudad forma parte del patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Lo más visitado es El Anfiteatro, conocido como "Les Arenes", es junto con el de Nîmes el mejor conservado de Francia, actualmente se utiliza para celebrar espectáculos diversos, incluidas las corridas de toros. Construido en la ladera norte de la colina de la Hauture, hacia el año 90 a.C. 
Este anfiteatro acogía a unas 20.000 personas, está tallado en la roca, justo sobre la parte alta de la ciudad, aprovecharon el desnivel para su construcción. Apoyado sobre una gran plataforma de 136 metros de largo por unos 107 de ancho, está formado por dos hileras de arcadas superpuestas que llegan a alcanzar los 21 metros de alto. Es el anfiteatro número 20 en el ranking de anfiteatros romanos más grandes del mundo. Hasta finales del siglo V se vieron combates de gladiadores y fieras, durante la Edad Media, se utilizó como fortaleza y se aprovecho el interior para construir más de 200 casas y un par de capillas. No será hasta 1825 cuando recupera su aspecto original, gracias a Prosper Mérimée, un gran amante del pasado clásico que en su afán de catalogar los monumentos franceses lo consideró un monumento histórico en 1840.

"2255.Das römische Theater-zu Zeiten des röm.Kaisers Augustus errichtet.Montag 2.Juli 2007" by Steffen Heilfort - Own work. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:2255.Das_r%C3%B6mische_Theater-zu_Zeiten_des_r%C3%B6m.Kaisers_Augustus_errichtet.Montag_2.Juli_2007.JPG#/media/File:2255.Das_r%C3%B6mische_Theater-zu_Zeiten_des_r%C3%B6m.Kaisers_Augustus_errichtet.Montag_2.Juli_2007.JPG
Siendo ciudad romana, a Arlés no le podía faltar su Teatro , que fue construido durante el gobierno de Augusto, a finales del siglo I a.C.  Como en todos los teatros en él se representaban las obras de los clásicos griegos, eso sí revisadas por los autores latinos. Con la decadencia del imperio empezaron a primar las obras satíricas o de risa fácil, que se mezclaban con la obscenidad y la escatología. La cavea tiene 33 filas de asientos, y acogía a unos 10.000 espectadores lo que nos muestra la importancia de la ciudad en sus buenos tiempos. El muro de la escena servía como propaganda, y estaba dominado por las estatuas del Emperador de turno. La pena es que sólo quedan dos columnas del mismo. La caída del Imperio hará que al recinto le ocurra como al anfiteatro, y sea usado para alojar casas. Si queréis visitar los dos monumentos, por 15 euros tenéis la tarjeta Pass Monument.

"Arles-PlaceDuForum". Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Arles-PlaceDuForum.jpg#/media/File:Arles-PlaceDuForum.jpg
El foro era el centro económico, político, judicial, financiero y religioso de toda ciudad romana. Del de Arlés sólo nos quedan ciertos fragmentos en los sótanos de algunas casas del centro. En la fachada del palacete Nord-Pinus, situado en la Place du Forum, se puede observar parte de un frontón y dos columnas del siglo II d.C. Como curiosidad hablaremos de los "Criptopórticos", y se corresponden a la red de galerías que sostenían al antiguo Foro. Fueron construidas en el año 30 a.C. sobre una pendiente natural, para hacerlo primero tuvieron que nivelar el terreno y rellenarlo, un gigantesco trabajo, pues por los restos que se pueden ver constaba de tres galerías dobles de 3,90 metros de ancho, cubiertas por bóvedas de cañón. Las galerías de casi 90 metros, se comunican entre ellas por arcadas bajas sobre pilares. A finales del Imperio, se utilizaron para albergar comercios, después seguramente acabaron siendo almacenes. Durante muchos años estuvieron cerradas, actualmente se pueden visitar.

Entre el Foro y el Ródano estaba el corazón de la ciudad romana, las Termas de Constatino se construyeron a la ribera del río, en el siglo IV d.C. y estaba formada por varios edificios. Los restos que se pueden ver en la actualidad formaban parte de un vasto conjunto, aún se pueden observar las salas de agua caliente, las piscinas y el mecanismo de ventilación del aire caliente que circulaba entre los muros a través de conductos de ladrillos huecos. 

Y como no puede ser menos Arlés tiene también su necrópolis, conocida como Alyscamps. Fue una de las más famosas desde el Imperio Romano, hasta la Edad Media. Formaba parte de una de las etapas del Camino de Santiago, además aparece citada en el "Inferno" de Dante. Van Gogh inmortalizó esta gran avenida funeraria, y Gauguin pintó en algunos de sus cuadros los sarcófagos. Está situada justo encima de la Vía Aureliana. Durante el cristianismo aquí fue inhumado San Genest, uno de los primeros mártires. Al que siguieron los primeros obispos de la ciudad. En ella encontramos la Iglesia de San Honorato, el templo fue reconstruido en el siglo XII en estilo románico y lo corona una torre octogonal.

En está época de pleno apogeo económico gracias al Camino de Santiago el dinero fluye por la comarca. La vía Tolosana del camino de Santiago empieza en Arlés y llegará hasta Toulouse, para luego continuar hacia Jaca, se llama también Camino de Arlés o vía de Arlés. Es en este momento cuando la necrópolis de Alyscamps se convierte en uno de los cementerios cristianos más importantes de Occidente.
El paisaje urbano no sufrirá ya cambios hasta la Edad Moderna. A principios del siglo XVI, Arlés contaba con 10.000 habitantes, siendo la segunda ciudad del Condado de Provenza, tras Marsella.

"France Arles Place Republique" by Rolf Süssbrich - Own work. Licensed under CC BY 2.5 via Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:France_Arles_Place_Republique.JPG#/media/File:France_Arles_Place_Republique.JPG
Si lo que queremos ver es un ejemplo del románico y del gótico provenzal, debemos ir al corazón de la ciudad, en la plaza del ayuntamiento junto al obelisco, encontramos la Iglesia y el Claustro de Saint-Trophine. La iglesia y sus dependencias se construyeron en dos momentos, primero en el siglo XII, y después en el siglo XIV, es por esa distancia en el tiempo que agrupa los estilos románico y gótico.

Si lo que apetece es ver un poco de arte, debemos acudir al Priorato de los Caballeros de Malta que acoge el Museo de Bellas Artes "Musée Réattu". Cuenta con unos buenos fondos de pintores locales, como de internacionales. Su fundador, Jacques Réattu, compró el edifico tras la Revolución Francesa y decidió convertirlo en museo. Aquí podréis encontrar una cincuentena de dibujos de Picasso, pintados en 1970 y 1971. El Museo de Arlés y de la Provenza Antigua se encuentra sobre los restos del antiguo circo romano, junto al Ródano. Fue construido en 1995 y alberga colecciones que engloban toda la prehistoria de la región y el periodo romano hasta el comienzo de la Edad Media. Hay que destacar la colección de sarcófagos romanos, la más importante tras la del Museo Vaticano de Roma.

Pero a pesar del pasado romano que tiene la ciudad, a Arlés la conocemos gracias a los pintores impresionistas y vanguardistas de finales del siglo XIX y principios del XX que forman parte de la realidad de la ciudad. Van Gogh, Picasso....

"Gogh4" by Vincent van Gogh - Unknown. Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Gogh4.jpg#/media/File:Gogh4.jpg
Nadie como Van Gogh supo pintar la luminosidad de estas tierras, la luz del Midi fue la que lo atrajo un día de 1888. Esa fecha es la que marcará el comienzo de una época frenética donde Van Gogh pintará más de 300 obras en tan sólo 15 meses, ese fue el periodo más productivo del pintor, la lástima es que ninguna de sus telas se encuentra en la ciudad.
Pero a pesar de no tener ninguna obra suya, la ciudad ha creado un circuito en honor al pintor. En él se pueden observar los lugares desde donde Van Gogh pintó sus cuadros, los mismos cuadros que en su día fueron despreciados y que en la actualidad valen millones. Hay 10 lugares señalizados, como la plaza del Forum (obra: "Le café le soir"); el puente de Trinquetaille; el muelle del Ródano ("Nuit étoilée"); la plaza Lamartine ("La maison jaune"), el pario del Espace Van-Gogh ("Le jardin de la maisón de santé"); y la carretera a lo largo del canal de Arlés a Bouc donde pintó "Las Lavanderas". También aparecen en sus cuadros la necrópolis de Alycamps y el anfiteatro. Los que sí aprovechan, y mucho la sombra de Van Gogh son los vendedores de souvenirs, los restaurantes y las tiendas...

Van Gogh a su vez invitó a Gauguin, que pintará "la Arlésienne en costume". Y también estará una temporadita en la ciudad. Picasso, amante de las corridas de toros acude regularmente a la ciudad y aprovechaba para alojarse en casa de sus amigos, apreciaba tanto la ciudad que en 1971 donó 57 dibujos.
En el antiguo hospital del siglo XVI se encuentra el Espacio Van Gogh, se ha convertido en el centro cultural dedicado al pintor holandés. Con dos pisos y un amplio patio porticado, el interior del edificio está ocupado por un jardín francés con parterres llenos de flores. Las galerías porticadas blanqueadas con cal, dan un mayor brillo y vitalidad al edificio, situado en una zona comercial llena de tiendas. Aquí fue donde trasladaron a Van Gogh cuando se cortó la oreja después de pelearse con Gauguin. Pero vayamos al quid de la cuestión, a instancias de Van Gogh, Paul Gauguin se instaló en octubre de 1888 en la "casa amarilla", la convivencia y la relación entre ambos fue haciéndose cada vez más difícil por el temperamento que tenían los dos. Un buen día en el transcurso de una discusión, Van Gogh llegó a atacar a Gauguin con una navaja de afeitar, arrepentido por su arrebato decidió cortarse su oreja izquierda para intentar expiar su culpa. Lo que no tenía en cuenta es que a Gauguin no le hizo ni pizca de gracia recibir como "regalo" la oreja de su antiguo amigo. Porque a partir de esa pelea, Gauguin puso tierra de por medio, no quería tener relación alguna con "un loco peligroso" según dijo. Tras la marcha del que consideraba su gran amigo, entró en un bucle de depresiones y melancolía que no hicieron más que agravar su situación, acabó ingresado en el hospital de Arlés primero, y luego de motu propio ingresó en el hospital psiquiátrico de Saint-Rémy. Pasado un año se marchó de la Provenza a visitar a su hermano, y a buscar inspiración en el norte de Francia. La encontró, y pintó muchas de sus obras, pero su estado de ánimo no mejoró mucho, acabó con su vida el 27 de julio de 1890, se descerrajó un disparo en el pecho, bajo el sol de los campos que había pintado; murió dos días más tarde sin llegar a cumplir los 37 años. Seis meses después, sumido en el dolor, su hermano le siguió hasta la tumba, están enterrados en el cementerio de Auvers.

"Cafe Terrace Arles". Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Cafe_Terrace_Arles.jpg#/media/File:Cafe_Terrace_Arles.jpg
Orejas cortadas a parte, todo el mundo quiere visitar el Café Van Gogh, ahora lleva su nombre en honor al cliente más conocido, el café lo podemos ver plasmado en alguno de sus cuadros. 
Un buen día para visitar Arlés, es el sábado, cuando celebran el mercado semanal. No sólo es uno de los más bonitos, sino que también es uno de los más grandes y completos de toda la Provenza, se extiende a lo largo de dos kilómetros y en él encontraremos de todo, fruta, quesos, especies, flores, carne, pescado, miel, productos regionales, ropa, calzado....vamos, de todo como en botica! y
Y si encima vais durante la celebración del 17 al 23 de agosto podréis disfrutar del Festival Romano de Arelate, ¿no tenéis ganas de ir?.


Si lo que os apasiona es la naturaleza en estado puro no os podéis perder el parque natural de La Camargue, situado entre los dos brazos del río Ródano, justo en el delta. Tiene una extensión de 86300 hectáreas dividida en dunas, lagunas y las salinas, cuya sal es muy apreciada por los grandes gourmets. Declarado reserva natural hace ya 40 años, es un auténtico paraíso para los pájaros, tienen contabilizados más de trescientas especies. Sobre todo es un espacio protegido para los pájaros migratorios de Europa, como lo flamencos rosas, que son el símbolo de La Camargue. 
Por la zona encontramos la ciudad medieval fortificada de Aigues-Mortes, situada en medio de las albuferas. Llama sobre todo la atención su recinto fortificado, con sus diez puertas y seis torres, la que más destaca es la Torre Constance. De entre los monumentos a visitar tenemos la Iglesia de Notre Dame des Sablons, la Torre Carbonnière que está situada en plena albufera fuera del recinto amurallado y que protegía la ciudad de las invasiones. Otro lugar interesante para visitar sería las Salinas de Aigues-Mortes, y Saintes Maries de la Mer, situado a un kilómetro al este de la desembocadura del Petit Rhône. Muy célebre porque cada 25 de mayo se celebra una peregrinación del pueblo gitano en devoción a su patrona Santa Sarah.