Paris, Roma, Londres, Lisboa, Venecia, Génova, Italia, Bruselas

domingo, 1 de mayo de 2016

Paseando por el Sestiere de San Polo, de la Scuola dei Calegheri a la de San Rocco.

By Marc Ryckaert - Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=47890919


El recorrido comienza en la parada de vaporetos de San Tomà, para ello cogeremos la calle del Vecchio Traghetto y giraremos a la derecha en hacia el Campo San Tomè. Aquí hay dos interesantes edificios arquitectónicos, la Scuola dei Calegheri, que actualmente es una biblioteca donde se hacen exhibiciones temporales. La Scuola dei Calegheri, sería la cofradía de los zapateros, era muy típico que los trabajadores de un mismo oficio se organizasen en cofradías a las que denominaban “scuola”, tenían una función religiosa y social, además de ser una especie de sindicato para los trabajadores. Esta en concreto fue fundada en 1278.

Tiene un maravilloso relieve de Pietro Lombardo en la puerta principal, el bajorrelieve representa a San Marcos curando a Sant’Aniano, aún puede verse algunas policromías en el fondo y en la ropa. 



La leyenda nos cuenta que el evangelista Marcos, después de su viaje por la Cirenaica, llegó a Alejandría, en Egipto, donde se vio obligado a buscar a un zapatero pues una de sus sandalias se había roto. Así que entró en la tienda de Anianus, un zapatero pagano, el hombre mientras estaba estaba haciendo la reparación, se lastimó la mano con una aguja de zapatero, y comenzó a imprecar contra su cliente llorando de dolor, pero San Marcos aprovechó la ocasión mientras le hablaba del Evangelio trazó la señal de la cruz sobre la herida curándosela milagrosamente, y le invitó a creer en Cristo. Anianus se convirtió al cristianismo y se hizo bautizar por Marcos, acabó siendo obispo de Alejandría. Es por ello que Sant’Aniano está considerado como el patrón de los zapateros.

By Didier Descouens (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons
En frente tenemos la Iglesia de San Tomà, esta iglesia de fachada blanca está dedicada a Santo Tomás Apóstol, se fundó en el año 917 y fue restaurada por primera vez en 1395. Dos siglos más tarde se amplió, pero no fue hasta 1652, cuando Giuseppe Sardi, utilizando un antiguo diseño de Longhena, decidió reconstruir la fachada. Pero esa fachada no es la que podemos contemplar en la actualidad, y todo porque tuvo que ser reemplazada por una  fachada más clásica ya que la que había estaba a punto de colapsarse. La actual fachada es de Francesco Bognolo que la realizó durante los años 1742 y 1755.

Se trata de una iglesia parroquial; en el lado izquierdo de la misma hay un relieve de mármol de la Virgen de la Misericordia, por encima de la puerta lateral del Campiello del Piovan podemos contemplar la tumba de Giovanni Priuli de 1375, que fue trasladada aquí desde el interior de la iglesia cuando la fachada se reconstruyó en 1742.
Su interior es amplio, tiene una sola nave con el techo abovedado y seis altares laterales. En el techo está el fresco del Martirio de Santo Tomás de Vincenzo.



Dejaremos atrás el Campo San Tomà para coger la calle Corli y luego la Calle Tintoretto que nos llevarán al Campo dei Frari, donde se encuentra la Basílica di Santa Maria Gloriosa dei Frari. 

Se trata de una de las iglesias más grandes de Venecia y tiene el estatus de basílica menor. Esta imponente iglesia de los sacerdotes de San Francesco, conocida popularmente como Frari, fue iniciada en el año 1335 en el lugar que ocupaba una iglesia precedente, se consagró en 1492. Está construida en ladrillo en el estilo gótico italiano, el campanario mide unos 83 metros y es el segundo más alto de la ciudad después del de San Marcos, se acabó en 1396.

By Didier Descouens (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia CommonsEsta basílica representa, junto con la iglesia de los Santos Giovanni e Paolo, el máximo ejemplo de templo gótico veneciano, y con ella comparte la tarea de custodiar los restos mortales de los dux, militares y personajes eminentes de la Serenísima. En su interior podemos disfrutar de valiosas obras de arte, como los dos Tiziano “La Asunción” al fondo del ábside central y “Madonna di Ca’Pesaro”, una magnifica escultura de madera policromada de San Juan Bautista realizada por Donatello, hay otra estatua de mármol dedicada al Bautista, esta es de Sansovino. En la capilla Pesaro está el tríptico de Giovanni Bellini.

Entre sus monumentos fúnebres está la grandiosa obra del renacimiento realizada por Antonio Rizzo, se trata del sepulcro del Dux Nicoló Tron (1473); la tumba del famoso maestro de la capilla de San Marco e importante reformador de la música sacra, Claudio Monteverdi; en cambio la tumba de Tiziano no es muy bonita que digamos, es obra de Antonio Canova. Tiene una inquietante puertecita que casi parece que te invita a entrar, el interior está custodiado por el corazón del maestro pintor. Tiziano rondaba ya los 90 años cuando la peste negra azotó Venecia, y él fue uno de los afectados ya que murió el 27 de agosto de 1576. El senado veneciano derogó la medida que obligaba a incinerar todos los cadáveres de los que morían por la peste, con él hicieron una excepción,ya que permitieron que sus restos recibieran sepultura en la iglesia de los Frari, incluso pagaron su funeral que se realizó en la Basílica de San Marcos. Lo que se gastaron en el funeral no lo hicieron para su tumba, pues era tan sencilla que fue el gobierno austríaco el que decidió hacerle un monumento conmemorativo a finales del siglo XVIII, justo cuando invadieron Venecia. El encargo fue a parar a manos de Antonio Canova, que curiosamente también se encuentra en esta iglesia enterrado, bueno él no, sino su corazón, en un cenotafio que tiene forma de pirámide y que fue realizado por sus discípulos  (en un principio ése cenotafio iba a ser destinado para el mismo Tiziano, pero al final fue desestimado y acabó con un arco de triunfo, tal y como se puede ver, pues se encuentra en la pared opuesta.) En este link podréis contemplar su interior y todo lo que se resguarda en ella.

Dejaremos esta magnífica iglesia y giramos a mano de derecha alrededor de los ábsides para llegar a San Rocco, donde, además del templo dedicado al santo, aparece otra joya de la ciudad, la Scuola Grande di San Rocco.

Este santo, cuyos restos se conservan en la iglesia que lleva su nombre, era muy venerado e invocado cuando había epidemias o aparecía la peste por la ciudad. Cada 16 de agosto se celebra una gran fiesta en su honor, en el Campo se instalaba una gran baldaquín que acogía a las señorías que se hallaban de paso, mientras que en los balcones y las ventanas de las casas, se colgaban cuadros, ya fueran antiguos o modernos.

El campo de San Rocco, es uno de esos rincones de Venecia, que tiene una interesante historia, aquí es donde Lorenzo de Médicis fue asesinado en el año 1548, después de que tras la muerte de su primo Alessandro se refugiase en Venecia. Durante los carnavales esta plaza es uno de los puntos centrales del mismo, igual ocurre durante el Festival de Cine de Venecia, pues en este campo se proyectan algunas películas.

En el Campo se erigía una gran estructura de madera cubierta con un baldaquín que conectaba los portales de entrada de la iglesia y de la escuela con el acceso principal de la plaza. El perímetro del baldaquín y las piedras de ensamblaje de las columnas de apoyo destacan en el adoquinado de la plazuela. El toldo (tendòn dei Doge) tiene su origen en un antiguo voto del Senado y de la Señoría para la liberación de la ciudad de la Peste, a raíz de la cual, cada año durante la fiesta el dux iba a visitar la iglesia y la hermandad.


By Alma Pater (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)], via Wikimedia CommonsLa Scuola Grande di San Rocco fue construida en el siglo XVI, gracias a las donaciones de los venecianos que querían que hubiera un lugar donde se pudiera asistir a los enfermos de las epidemias de peste que asolaron la ciudad.
Es obra de los arquitectos Bon y Scarpagnino, la parte baja de la fachada, excepto el portal del centro, es obra de Bon, mientras que la parte superior y el portal son de Scarpagnino.

En su interior hay 56 pinturas de Tintoretto, que en 1564 los miembros de la Scuola le encargaron para la decoración de las paredes y techos. Pintó primeramente las que se encuentran en la Sala dell’Albergo, aquí podemos encontrar “Crucifixión” datada en 1565; también está “Gloria de San Roque” que lo realizó sin ningún boceto previo, se saltó a la torera las condiciones del concurso que el Consejo de la Scuola había impuesto. De esta manera pasó por delante del Veronés, de Schiavone, de Salviati y otros tantos que participaban en el mismo.
Ante el revuelo que se provocó el pintor dijo: “que este era su modo de dibujar, y que no sabía trabajar de otro modo y y que los dibujos y bocetos de las obras de arte deberían ser siempre así, para que no engañasen a nadie, y que si no querían pagarle el cuadro y su trabajo, que él se lo regalaba”.

Su estilo debió gustar y mucho, pues en la planta baja, dividida en tres naves por dos filas de columnas corintias, se encuentran “La Anunciación”, “La Epifanía”, la “Huída a Egipto”, la “Matanza de los Inocentes”, “Magdalena en el desierto”, “Santa María Egipcíaca”, “La Circuncisión” y “La Asunción” todos de Tintoretto.
La escalera es de dos tramos paralelos, y en el pequeño rellano podemos disfrutar de “La Anunciación” de Tiziano y “La Visitación” de Tintoretto

Hay un lienzo de Tiziano, “Cristo llevando la Cruz”, que anteriormente se atribuyó a Giorgione. Hay muchos más cuadros interesantes, tan sólo he mencionado algunos, si queréis conocer más en el siguiente link.