Paris, Roma, Londres, Lisboa, Venecia, Génova, Italia, Bruselas

jueves, 3 de julio de 2014

La Venecia de Casanova


Casanova ritratto.jpg
 Esta vez hablaremos de Venecia, pero de la Venecia del insigne Giacomo Casanova, visitaremos los lugares de una ciudad que sin duda alguna se presta al amor y al erotismo a través de los caminos que describió en sus memorias, los recuerdos de sus aventuras amorosas, los lugares y ambientes típicos de las sociedad del siglo XVIII. Es el retrato de un hombre que frecuentaba burdeles, un mujeriego innato, un personaje que marcó toda una época con su enorme seducción. Pero a parte de ser un aventurero y libertino, también fue escritor, intelectual, viajero empedernido ya fuera por placer o por obligación, recorrió Europa de punta a punta. Conoció a la Gran Catalina de Rusia,  a Rousseau, a Voltaire, a Federico de Prusia, a Cagliostro, y a muchos más. Amaba con locura a las mujeres, se deleitaba con la buena mesa, le encantaba el riesgo y la improvisación, era un seductor, tramposo, observador fino y perspicaz que más de una vez tuvo que salir corriendo de una ciudad o de alguna alcoba.
Giacomo Casanova, nació en Venecia el 2 de abril de 1725, su padre Gaetano Casanova, era un actor y bailarín, y su madre Zanetta Farussi, una actriz de éxito, según Carlo Goldoni en sus memorias, la describía como una "mi bella y muy talentosa, viuda". Cuando su padre murió, y su madre estaba de gira con la compañía teatral, dejaron al niño a cargo de su abuela. Como era un niño enfermizo, su abuela lo llevó a ver una bruja, para que le tratase sus problemas de salud, a través de un complicado ritual. Después de esta experiencia, Casanova, se interesó en gran medida por practicar la magia y conocer el mundo esotérico, a lo largo de su vida. Con doce años y tras la muerte de su padre es enviado a Padua para estudiar jurisprudencia, él hubiera preferido la carrera de medicina en lugar de la abogacía, pues está enamorado de la ciencia y tiene una curiosidad insaciable a la vez que una memoria prodigiosa

Casanova Targa commemorativaGiacomo nació en la Calle della Commedia (con unos padres artistas, no podía haber nacido en otro lugar) ahora es la Calle Malipiero, y hay una placa conmemorativa en un edificio cercano al Palazzo Malipiero, al que solía acudir con asiduidad desde el 1740, llegando a ser confidente del Senador Alvise Gasparo Malipiero, en este palacio tuvo la oportunidad de empezar a relacionarse con numerosas mujeres, y autoridades varias, hasta que sedujo a una dama, Teresa, (la jovencita de la que estaba enamorado Alvise) al ser descubierto tuvo que huir por piernas. En 1742, Casanova se doctoró en Derecho civil y canónico en la Universidad de Padua e ingresó en el seminario de San Cipriano. Duró poco. El muchacho apuntaba ya más que de sobra las maneras que lo caracterizarían en los años siguientes y lo acabaron expulsando por conducta inmoral.
Después de la muerte de su abuela, y de la venta de la casa familiar de la Calle della Commedia, pues era un pozo sin fondo por los gastos que le ocasionaba para poder mantenerla, es el año 1743, y Casanova sufre su primer arresto, por su "conducta turbulenta", lo encarcelan en el Fuerte de San Andrés, desde finales de marzo hasta finales de julio, más que un castigo fue una manera de enderezarlo. El Fuerte de San Andrés era una fortaleza construida hacia la mitad del año 1500, sobre las ruinas de un edificio defensivo anterior, construido para proteger la laguna de Venecia, actualmente está en ruinas.


http://dipoco.altervista.org/wp-content/uploads/2013/12/Palazzo-Malipiero2.jpg
Palazzo Malipiero

Palazzo MeratiDe regreso a Venecia se aloja en el Palazzo Merati en "Fondamente Nove", (en el edificio que ahora pertenece a Emile Targhetta D'Audifret), allí vivían la madre y las hermanas de Casanova. Aquí  podemos encontrar la alcoba completa con un dosel de la cama donde el famoso seductor consumió sus aventuras nocturnas con las damas venecianas. Durante un tiempo se ganó la vida tocando el violín en el teatro de San Samuele, propiedades de la familia noble, Grimani, (a la muerte de su padre, que se produjo antes de tiempo (1733), Grimani se hizo cargo oficialmente de la protección del niño, apoyando el rumor popular según el cual uno de los Grimani, Michaele, era el verdadero padre de Casanova). El teatro San Samuele de Venecia fue uno de los más prestigiosos teatros de los que habían. Pero no ha llegado hasta nuestros días, pues el ayuntamiento lo demolió en 1894, y lo sustituyó por una escuela.Palazzo Merati  baldachinoPara el almuerzo podemos llegar hasta Rialto, donde, justo al final del puente encontraréis el "Sotoportego el Do Mori" donde se puede hacer una parada en la taberna del mismo nombre, donde, desde el año 1500 se pueden degustar comidas típicas venecianas, junto con un delicioso "Malvasia", al igual que solía hacer Casanova, cuando se detenía aquí y esperaba a que llegaran sus amantes o charlaba con los clientes. Si lo preferís, continuando hacia el mercado de pescado, se puede parar en el antiguo restaurante Poste Veccie, (inaugurado en el año 1500), donde, Casanova  también pasó mucho tiempo.
Años más tarde se cruza en su camino el senador veneciano y noble Matteo Giovanni Bragadin al que le salva la vida gracias a sus breves y autodidactas conocimientos médicos. En agradecimiento el noble lo acoge en su palacio como un hijo. Allí reside en su compañía durante 9 años, en el Palacio Bragadin Carabba, cercano al Campo de Santa Marina (y que ahora es un hotel). El interés del palacio, a parte de su fachada sobre el rio de San Lio, en el sestiere del Castello, y justo en frente de la que había sido la antigua casa de Marco Polo, y que actualmente es el teatro Malibran, radica en que en este palacio se realizaban sesiones cabalísticas y esotéricas, además hay varias historias interesantes que ocurrieron en él, una de ellas ocurrió unos siglos antes, y tiene que ver con la moda: en diciembre de 1525 se celebraba la boda de la hija del dueño del palacio, entre las invitadas se contaba la esposa de Giovani Foscarini, que decidió acudir al festejo con un precioso atuendo morisco, y un complemento bien insólito para la época, se había perforado las orejas y lucia unos pendientes de hilo de oro con una perla colgando. Fue un escándalo, pero ya se sabe, en seguida creó tendencia y todas las mujeres de Venecia se apuntaron a la moda.

Volvamos a Casanova, siendo el protegido de Bragadin, se dedica a viajar. Durante su segunda estancia en Ancona, tiene una de sus aventuras "extrañas": se enamora de un cantante de ópera, un castrati, de nombre Bellino, a Casanova su instinto no le falla, está seguro de que es una mujer. Hace todo lo posible para descubrirla, lo acosa, lo persigue, hasta que logra seducirlo y consigue que sea el el que se acerque a sus aposentos, por voluntad propia. Es en ese momento cuando certifica que el "castrati" es una linda joven, (Angiola Calori), una huérfana de nombre Teresa, que se hace pasar por castrati para poder cantar en los teatros de los Estados Pontificios, donde estaba prohibido a las mujeres el cantar ópera. La relación no llega a buen puerto por parte de ambos, él se considera demasiado joven para atarse a una sola mujer, y a ella le ofrecen un contrato que no quiere rechazar. Así acaba su historia, de regreso a Venecia después de una larga estancia en París y en otros viajes a Dresde, Praga y Viena, en la noche entre el 25 y 26 de julio de 1755 fue detenido y recluido en la prisión de los Plomos fue fue encarcelado por el Santo Oficio, acusado de ultraje a la religión por pertenecer a la masonería. En junio de 1750, en Lyon, Casanova se unió a los francmasones, como muchas personas presentes en su vida, (Mozart y Franklin que también eran Masones). Después de protagonizar una famosa fuga de la prisión de los Plomos (il Piombi, situada al lado del Palacio Ducal, huyó de la ciudad y reanudó su vida aventurera en Francia, donde introdujo la lotería, fundó una fábrica de tejidos y se apropió del falso título de caballero de Seingalt. Estuvo también en las cortes de Federico el Grande y de Catalina II, en Praga, en Munich, en Constantinopla, en Barcelona, donde fue encarcelado, y en Madrid. En 1774 pudo volver a Venecia, aunque antes tuvo un encargo sobre el gobierno véneto y debió convertirse en confidente de la Inquisición. Posteriormente se vio obligado a un nuevo exilio por revelar secretos de la sociedad veneciana. Se refugió en París y en Viena y finalmente llegó al castillo de Dux, en Bohemia, para ser bibliotecario del conde de Waldstein. Ahí escribió en francés sus memorias.


chiesa santa maria degli angeliOtro lugar donde Casanova acudía con frecuencia era la iglesia de Santa Maria degli Angeli que se encuentra en la isla de Murano, y no por devoción religiosa, sino porque en un convento adyacente estaban recluidas dos de sus conquistas. Una Caterina Capretta, una muchacha de 15 años que se enamoró locamente del seductor, que la doblaba en edad, a instancias de su hermano, que quería hacer negocios (y no muy claros) con Casanova. Al mismo tiempo vivió una historia de amor con MM, una monja misteriosa del convento de Santa Maria degli Angeli, una monja muy lista que le dejó caer una notita cuando Giacomo estaba en misa y claro eso picó al seductor nato, e intentó por todos los medios seducirla.  Aquí podremos  encontrar el puente de madera y la puerta del convento desde donde la monja salió, acompañada de una joven dama (Caterina), ambas amantes de Casanova, quien estaba esperando en una góndola, en la oscuridad de la noche, oculta su identidad detrás de una máscara.

Otro lugar para visitar es la Piazza San Marco, la elegante plaza con sus cafés y sus rincones ocultos ha sido escenario de muchas aventuras eróticas del seductor. Era asiduo del Café Florian, pero donde más solía ir era al fondo de la plaza, en la calle Vallaresso, donde se puede encontrar la que una vez fue la casa de juego, actualmente corresponde al Hotel Monaco & Grand Canal, donde Casanova, escondido tras su máscara pasaba numerosas noches de juego en compañía de los nobles venecianos.
De regreso a Venecia después de dieciocho años decidió aliarse con la inquisición y les propuso ser un espía a su servicio, pero la "información" que podía ofrecerles Casanova no era particularmente interesante, además podemos decir que no estaba muy interesado en su desempeño. Durante este período, se dedicó a la escritura y comenzó una relación con Francesca Buschini, una mujer muy sencilla y sin educación.

Ultima abitazione di casanova Barbaria delle Tole
La última casa donde vivió
El apartamento ocupado por Casanova y Buschini (hoy propiedad de la noble familia de Pesaro en S. Stae NA 6673), corresponde a las tres ventanas del tercer piso ubicados debajo de la buhardilla, que se ve en la imagen. Ésta es una de las últimas viviendas del seductor Casanova, pues acabaría exiliado de Venecia, recorriendo Europa, París, Praga, Munich... Acabó sus días escribiendo sus memorias, unas memorias que fueron censuradas durante mucho tiempo, ahora se pueden leer todas completitas, y son bastante interesantes.


Casanova film.jpgSi os apetece ver una de las ultimas películas sobre este personaje tenemos la que hizo Lasse Hallström con Heath Ledger como protagonista, Sienna Miller y Jeremy Irons. O bien El Casanova de Fellini, con Donald Sutherland como tal. O podéis optar por las diferentes versiones que ha hecho la BBC a lo largo de los años.
Otra versión es del 2005 con David Tennant (el protagonista de Doctor Who) es una miniserie de la BBC y aquí tenemos a Peter O'Toole como Casanova ya viejo que recuerda sus aventuras. Así que tenéis donde elegir par conocer al personaje.


http://images2.fanpop.com/image/photos/10900000/Casanova-Publicity-Shoots-2005-david-tennant-10985217-1000-1144.jpg