Paris, Roma, Londres, Lisboa, Venecia, Génova, Italia, Bruselas

lunes, 28 de abril de 2014

Verona..."cartas a Julieta"



Verona es una ciudad pequeña si la comparamos con Roma, Milán, o Venecia, pero no por ello pierde su encanto.  Es una ciudad en la que se ve que hay dinero, llena de tiendas caras. El hotel que escogí para pernoctar un par de noches fue el Montresor Palace, es un hotel de 4 estrellas (bueno yo diría que de 3 para el estándar español, un poco anticuado y alejado del centro de Verona) lo bueno es que al lado teníamos una trattoria-pizzería espectacular, donde sólo iban italianos, y eso ya es mucho. Está bien comunicado con unos cuantos autobuses, que te llevan al centro.
En Verona, con su privilegiada situación estratégica, se funden la ciudad romana, la medieval y la renacentista. Las plazas y los palacios del casco antiguo llevan directamente al siglo XIII y XIV, cuando los gibelinos Montescos y los güelfos Capuletos ensangrentaban las calles de la ciudad
El punto de partida de la visita es el coliseo de las Arenas de Verona.
La plaza Bra está igual que en 1786, cuando Johann W. Goethe visitó la ciudad y quedó impresionado ante el buen estado de conservación del anfiteatro. Su estructura se ha conservado parcialmente, ya que del anillo exterior de mármol, que daba forma a la gran fachada de tres arcos superpuestos, solo queda una pequeña muestra, mientras que del muro de coronamiento con sus ventanas cuadradas no queda nada, aunque conocemos como era gracias a un dibujo realizado por el arquitecto Palladio. Sin embargo, la estructura portante ha permitido la conservación de las gradas y de la arena. La Plaza Brà. En otros tiempos tenían lugar aquí el mercado del ganado. En el siglo XVIII la zona alrededor del anfiteatro Arena fue adoquinada y desde entonces el Liston se convirtió en uno de los lugares de paseo preferidos por los veroneses. Además de la Arena se asoman a la plaza el Palazzo Municipale, grandiosa construcción neoclásica, y el Palazzo della Gran Guardia.
El edificio fue construido en el año 30 de la Era Actual en un lugar que entonces estaba fuera de las murallas de la ciudad. Los ludii (espectáculos y juegos) que se escenificaban en él eran tan famosos que los espectadores solían ir desde muchos otros lugares, a veces muy distantes. El anfiteatro tiene una capacidad para 30 000 espectadores.
La fachada era originalmente de piedra caliza blanca y rosa de Valpolicella. Después de un terremoto ocurrido en 1117, que casi destruye el anillo externo (con la excepción de la llamada Ala), la Arena fue utilizada como cantera para otros edificios. Las primeras intervenciones que se hicieron para restaurar su funcionalidad como teatro se llevaron a cabo en el Renacimiento.

Gracias a su impresionante acústica, el edificio se presta para conciertos, práctica que se inició en 1913 con la primera edición del Festival de Verona. Hoy en día alrededor de cuatro óperas del repertorio estándar son producidas cada año, entre junio y septiembre. Y este agosto del 23 a 6 de septiembre la ópera que toca es "Romeo y Julieta", y que mejor momento para visitar la ciudad de estos dos enamorados si encima puedes ser testigo de su historia en un lugar como este. Y después visitar los lugares reales como la casa de Julieta, aquí tenéis la  programación.


Shakespeare situó la acción de su célebre tragedia Romeo y Julieta en la Verona de 1302 y se inspiró en un hecho real que fue recogido con anterioridad por otros escritores. La leyenda de los jóvenes enamorados ya había servido de argumento para una novela de Luigi Da Porto, que inspiró otra novela de Matteo Bandello. Esta última fue la que cayó en manos de Shakespeare, quien la transformó en un drama inmortal. Estrenada en 1597, se convirtió en el referente obligado del sentimiento amoroso entre un hombre y una mujer.

Romeo y Julieta, todos conocéis su historia así que no voy a explicarla,  pero sí os diré donde se encuentra la casa de los Capuleto, en la Via Cappello, (donde aún hay un sombrero de la época esculpido en la fachada, emblema de la familia) y donde Romeo encuentra a su dulce Julieta. Un flechazo que hace que triunfe el amor por poco tiempo. La casa de Romeo, es decir de los Montesco, no está muy lejos de la de su amada. De hecho esta cerca de donde la familia Scaligeri construyó su tumba. La tumba de los dos juntos se encuentra en el Convento de San Francisco al Corso, sede actual del Museo degli Affreschi.
Si no puedes ir a Verona porque no te pilla cerca, una manera de hacerlo es a través de la película "Cartas a Julieta" .


Casa de Julieta

Cuenta la tradición que este edificio, del siglo XIII, llamado Il Cappello, era el palacio de los Capuleto (la familia de Julieta).
Con cientos de mensajes de amor escritos en su entrada, la casa de Julieta es una de las visitas más típicas de Verona.

La verdad es que suerte que está indicado el sitio, porque sino te lo saltas sin darte cuenta, para llegar al patio interior donde está el balcón de Julieta hay que atravesar un portalón, y un pasadizo en cuyas paredes la gente a grafiteado de todo, declaraciones de amor, fechas, autógrafos, ¡chicles! y eso que cada cierto tiempo lo limpian como pueden. El famoso balcón se añadió en 1928, es decir que dudo que Julieta se asomara por él, y te dejan asomarte a él previo pago de la entrada correspondiente.

 


El patio siempre está lleno, y es difícil poder hacer una foto tranquilamente, hay una estatua de bronce de Julieta, a la que se arrima todo el mundo para la foto típica (hay que tocarle el pecho para la foto). Detrás hay una reja llena de candados con los nombres de los enamorados que los han colgado, éstos también los van retirando periódicamente, vamos que es un no parar... La casa de Romeo se encuentra en la Via Scaligere . Es una casa medieval propiedad de la familia Cagnolo Nogarola del siglo XIV ,  y que eran parte de los Della Scala. El pórtico es de estilo gótico y el patio trasero está asediado . La casa no se puede visitar , pero en el restaurante contiguo se reunen algunas de las habitaciones . En esta casa se ​​habrían quedado los Montesco . En el frente una inscripción en recuerdo de la historia de Romeo y Julieta, " Oh ! ¿Dónde está Romeo ? ... Cállate, me perdí , yo no estoy aquí y no soy Romeo , Romeo is it " ( " Acto I Escena I de Romeo y Julieta " ) .
El Arco della Costa (Piazza dei Signori) forma parte también de esta historia ya que allí se produjo el “colpo di fulmine” (expresión italiana para referirse al amor a primera vista) que unió a los dos jóvenes desde el momento en que se vieron.  

El " Club di Giulietta ", nació de la necesidad de responder a las cartas que comenzaron a llegar a la mítica Julieta con preguntas, y solicitud de consejos para solucionar los temas de amor, un Helena Francis vía postal. Con un grupo de personas que responden a unas 4.000 cartas todos los años que se dirigen a la joven Capuleto . El club promueve el concurso de Julieta  , "Dear Juliet", cada año, el día de San Valentín, premia la carta más sincera que se ha enviado a Julieta. Desde 1996 , también hay un concurso literario "Escribir para el amor ",  con un premio para el mejor ensayo sobre el tema del amor. Cada 16 de septiembre , día del cumpleaños de Julieta, se organiza un gran festival medieval en el patio del viejo mercado y la Piazza dei Signori con entretenimientos , espectáculos y conciertos
Desde hace unos años en Verona nació una iniciativa única . La " piedra del amor " permite dejar un signo indeleble de amor en la casa de Julieta ... pero no en las paredes. Hoy en día, todos los amantes pueden expresar sus sentimientos en un panel sin estropear las paredes interiores del patio de la casa de los Capuleto . El proyecto ofrece la oportunidad de comprar y personalizarlo grabando sus nombres en unos azulejos que se utilizarán para restaurar la " Terraza de Julieta". Echa un vistazo a todos los detalles en www.lovestone.it


Pero en esta ciudad de amantes, Romeo y Julieta no fueron los únicos, hay una leyenda que nos habla del amor entre Conrado de San Bonifacio, un guardia joven y guapo de la época de Maximiliano (1509 - 1517) y de una mujer joven. El joven de Verona se enamoró de Isabella de la casa de los Donati y trató por todos los medios de enamorarla, pero ella no parecía hacerle caso, sin embargo, poco a poco, el amor floreció en ella. Una noche los dos se encontraron en el patio al lado de la iglesia de San Marco. Corrado cansado de los constantes fracasos , le dijo a la joven que parecía estar hecha de hielo y tan fría como el agua del pozo,  ella mosqueada le desafía a que salte dentro del pozo para saber si el agua está tan fría como él piensa.
Conrad, picado salta dentro del pozo, ojo que era febrero y frío hacia bastante, al ver lo que ha hecho, Isabel se lanza dentro del pozo junto a su amado. Desde ese día, el pozo fue llamado el " Pozo de Amor". Está en Vicolo San Marco in Foro. Prueba a buscarlo cerca de la Piazza delle Erbe ... está bien escondido ! Así reza la placa colocada en el eje, "Tira al pozo un céntimo , piense por un momento en su destino, no se distraiga , no haga ruido ... aquí viene ... aquí está ... el amor! " Según la leyenda, quienes deseen encontrar el amor deben lanzar una moneda al “Pozzo dell’Amore


Cerca está la Piazza delle Erbe, el antiguo foro romano,  es la plaza más conocida de Verona, en ella encontramos varios edificios y una fuente bastante curiosa, si vais por las mañanas podréis disfrutar de un colorido mercado. Aquí puso un comercio el veneciano Marco Polo, donde vendía la canela de China, el azafrán de Samarkanda, la pimienta de Calcuta, o el clavo, parece que aún se puedan oler entre los gritos de los vendedores. En la plaza hay varias cosas para ver, como la columna del Mercado, el Capitello, la fuente de la Madonna Verona y la columna de San Marcos con un león alado, símbolo de Venecia. La plaza se encuentra rodeada de palacios y casas antiguas. En el lado norte de la misma se halla el Palacio Maffei de estilo barroco.

En el abigarrado casco histórico se abre otro conjunto monumental: la plaza dei Signori, que define el carácter aristocrático de Verona. Destaca el palacio Scaligeri, que perteneció a la familia de los Scala, señores de Verona de 1262 a 1387, justo la época de Romeo y Julieta. Uno de los linajes señoriales medievales más importantes de Italia, la familia Della Scala gobernó Verona durante más de un siglo practicando una agresiva política expansionista y dejando en herencia castillos diseminados por todo el territorio. Es una elegante plaza que alberga la Loggia del Consiglio, edificio del Renacimiento veneciano, mientras que en la derecha se erige el Palazzo del Comune, también llamado Palazzo della Regione, del siglo XII, sobre el que se alza la Torre dei Lamberti, construida de ladrillo y piedra entre los siglos XII y XV, con remate octogonal, alcanzando los 84 metros de altura, es famoso por sus dos campanas, el Rengo y la Marangona, la primera campana es para llamar a los ciudadanos a las armas, y la Marangona se utilizaba para avisar a la población de un posible incendio. Se encuentra unido al Palazzo dei Capitano o de los Tribunales a través de un arco. Al fondo se puede ver el Palazzo del Governo, de finales del siglo XIII, almenado y con una portada clásica de 1533. Se puede subir a la torre, previo pago de 6 euros que vale la entrada, por escalera o ascensor, a elegir por el visitante. Vale la pena porque las vistas de la ciudad y de la región son magníficas.


La plaza es como un corro de palacios enmarcando el monumento a Dante Alighieri, que vivió 12 años exiliado en la ciudad.A la derecha de la Piazza dei Signori, llegamos al patio del viejo mercado (Cortile del Mercato Vecchio). Como se puede ver, a pesar de su pequeño tamaño, este patio es un elemento único del centro histórico. La Scala della Ragione, es una impactante escalera gótica que permite el acceso al mercado y al Palazzo della Ragione.
Sus sepulcros son una impresionante obra funeraria, tres arcas protegidas por santos guerreros que forman la entrada lateral a la capilla de la familia Della Scala.
El arca de Cangrande fue la primera de las tres en construirse y cuenta su vida y hazañas. La segunda arca, la de Mastino II, fue construida en vida del soberano y se caracteriza por un alto baldaquino decorado con pináculos.
La tercera arca, la de Cansignorio, se distingue de las otras por el refinamiento de sus decoraciones y la majestuosidad arquitectónica.
Avanzamos unos metros y desembocamos en pleno medioevo, ante el Castelvecchio y el puente Scaligero, uno de los pocos ejemplos que quedan de puente fortificado. Mandado construir a mediados del siglo XIV, su situación parece indicar que los Scala necesitaban más defenderse de sus propios convecinos que de los ataques exteriores. El Castelvecchio. Conjunto fortificado construido a orillas del río Adige en 1354 por Cangrande II. Su destino original era ser la residencia de guardia del Ponte Scaligero. El castillo consta de dos partes separadas mediante un sendero dominado por un torreón. El castillo acoge actualmente el Museo Cívico de Arte.El Castelvecchio una fortaleza que hoy alberga el Museo de Castelvecchio y que fue terriblemente bombardeada en la Segunda Guerra Mundial, formaba parte del tercer cerco defensivo que tuvo Verona y se ha  convertido en zona verde de esparcimiento. La belleza del trazado invita a pasear por él hasta llegar a la máxima expresión del románico lombardo: La Basílica de San Zenón que data del siglo XII,  su estilo es románico-lombardo. Constituye una de las mejores iglesias románicas del norte de Italia. En el exterior destaca la ornamentación de la fachada y la torre-campanario, de 72 metros de alto, que es mencionada por Dante en el texto de la Divina Comedia. Destacan las magníficas puertas del pórtico, construidas en bronce con escenas bíblicas. En el interior destaca su sobriedad y la altura de la nave, cubierta con bóveda cañón. Las paredes se encuentran cubiertas con frescos pintados entre el siglo XII y XIV.
En Verona hay más iglesias, si queréis saber más clicar en  http://www.chieseverona.it/ te pone la historia, los horarios y los precios...

Después de tanta visita había hambre, así que como íbamos de camino al Castel San Pietro y antes de emprender la subida nos decidimos a entrar en otra iglesia, pero esta alojaba un restaurante magnífico, es la Iglesia de San Stefano, una vez pasado el puente de Pietra, yendo hacia las ruinas del Teatro Romano. Se llama Ristorante Redentore, en la ciudad hay más restaurantes que están en antiguas iglesias desacralizadas como la Pizzeria San Matteo. En el primero puedo dar fé de la comida y su calidad, del segundo no lo sé pero si entráis en su página tiene buena pinta.
Con la tripa llena, fuimos poco a poco y haciendo tiempo hasta el Castel San Pietro, y desde allí sacamos un montón de
fotos de la ciudad al atardecer. Valió la pena la subidita, para bajar cogimos la via Castelo para luego enlazar con la via Fontane di Sopra, el camino parece largo y pasas por enormes mansiones por un camino empedrado que te lleva de nuevo al río. También se puede llegar al Piazzale Castel San Pietro desde la Piazza Brá con los autobuses 70,71,96 y97.

Si queréis más información :


Y verla de noche... verona de noche