Paris, Roma, Londres, Lisboa, Venecia, Génova, Italia, Bruselas

jueves, 27 de marzo de 2014

Piazza San Marcos, el acqua alta, las palomas y Pink Floyd...


  Es una de las plazas más bellas del mundo, y posiblemente la que más visitantes recibe a lo largo del año.
Desde su origen, en la plaza se han celebrado desde mercados a espectáculos teatrales, procesiones o desfiles de carnaval. En el siglo XII, por decisión del dux Segastiano Ziani, y para celebrar una visita del papa Alejandro III y del emperador Barbaroja, la plaza fue reformada: el Río Batario fue enterrado, y alrededor del Palacio Ducal se construyó una plaza donde se alzaron las columnas de San Marcos y San Todaro, los patrones protectores de la ciudad, la iglesia de San Geminiano fue demolida y reconstruida justo en la parte contraria y se empezaron a construir las actuales “Vecchie Procuratie” [Procuradurías Viejas].









En los siglos XIV y XV, se modificaron el Palacio Ducal y la basílica para respetar el nuevo gusto del estilo gótico, se construyó la Torre del Reloj y se modificaron las Procuradurías Viejas. En el siglo XVI, Sansovino y después Scamozzi construyeron la Librería, la “Loggetta” [la lonja] y las Procuradurías Nuevas, para darle todavía más prestigio a la ciudad. Las tiendas de café, la primera abrió en 1683, han contribuido para que la plaza sea aún más especial. El Florian, el Quadri, el Lavena son cafés del siglo XVIII que siguen abiertos y donde los turistas pueden probar un café en la Plaza de San Marcos.
photo credit: <a href="http://www.flickr.com/photos/robertotaddeo/8214587395/">Roberto Taddeo</a> via <a href="http://photopin.com">photopin</a> <a href="http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/">cc</a>
Otra peculiaridad de la plaza son... las palomas. Existen varias teorías para explicar el porqué de su presencia: puede ser que vengan de las palomas que le donaron a la mujer del dux con la llegada del ejército de Atila, o que vengan de las palomas que liberaban para celebrar la Semana Santa. Aunque no se sepa de dónde vienen, el hecho es que hay muchas y que son un atractivo para los turistas. Hay que recordar que está prohibido vender comida para las palomas, para intentar disminuir la cantidad, ya que pueden ser portadoras de enfermedades.

 

Cerca de la laguna, en el punto más bajo de la ciudad, la plaza es una de las primeras zonas que sufre la marea alta, en estas ocasiones, se puede cruzar la plaza gracias a unas pasarelas de madera que se montan. El "acqua alta" más impresionante que hasta la fecha se ha dado en Venecia, fue la que ocurrió el 3 de Noviembre de 1966, cuando el agua invadió la ciudad con una vehemencia poco común. A las 5 am de la mañana siguiente, se suponía que el agua se retiraba siguiendo la regla del reflujo de la marea y el flujo. Pero no fue así, y al mediodía, con la nueva subida de la marea, las inundaciones crecieron aún más. Hubo cortes eléctricos, de gas, de teléfono, vamos un caos. Las imágenes de la Plaza de San Marcos inundada por el agua y maltratada por las olas dieron la vuelta al mundo. A eso de las 18 horas, del 4 de Noviembre, el agua, de nuevo debía retirarse de acuerdo con el ritmo de las mareas, pero tampoco ocurre, y es sólo alrededor del día 21 por la mañana cuando el viento cambia, y el agua fluye de forma violenta, como una inundación. Un metro y noventa y cuatro centímetros de altura sobre el nivel medio del mar, un nivel nunca antes alcanzado. En este enlace se puede ver como informaba la Rai sobre el acqua alta de 1966.
http://4.bp.blogspot.com/-3-D5s_pRDdM/UMMv-ihjShI/AAAAAAAAMME/BZ5AaZCElug/s1600/pink2.jpgEn la noche del 15 de julio de 1989, durante la fiesta del Redentor, la histórica banda de rock Pink Floyd dieron un concierto en frente del Palazzo Ducale en un escenario flotante de 24 metros de altura y remolcado por una barcaza de 90 metros por 30. Venecia fue invadida por más de doscientas mil personas, un montón de gente que desbordó la ciudad demostrando su incapacidad para hacer eventos de tal magnitud. Ya que carecía de todos los servicios esenciales como seguridad, higiene, primeros auxilios... y la mayoría de los bares y lugares públicos cerraron ante la avalancha; la policía no fue capaz de proporcionar la seguridad necesaria. Así que la ciudad acabó cubierta de excrementos y de toneladas de residuos. Las calles y las plazas se convirtieron en baños al aire libre, y la Piazza San Marco, en un gran vertedero como se aprecia en al foto. La polémica a raíz del concierto y el uso de la ciudad para eventos de este tipo estaba caliente, tanto a nivel local como a nivel nacional, y se abrió un examen en profundidad sobre el futuro uso de la totalidad del área del pavimento. Para ver online la plaza clicar en este enlace.