Paris, Roma, Londres, Lisboa, Venecia, Génova, Italia, Bruselas

domingo, 30 de marzo de 2014

Barcelona-Lisboa-Madeira (1)

En junio de 2012, decidimos explorar una zona poco conocida para nosotros, pues siempre acostumbramos a ir a ciudades europeas para nuestras vacaciones, que suelen ser de 4 o 5 días en varios periodos del año. Pero esta vez decidimos unas vacaciones de relax, buen hotel, buena comida, playa, alguna excursión... Así que nos decidimos por una isla, y esta fue Madeira. La verdad es que viviendo en Barcelona nos suponía ir primero a Lisboa, pues para las fechas que teníamos disponibles, aún no había vuelo directo. Así que decidimos pasar una noche en la ciudad lisboeta... para recordar nuestro primer viaje juntos...


Lisboa es una ciudad que me encanta, muchos dicen que es una ciudad triste, antigua, aburrida, pero no es así. Es una ciudad donde puedes ver el poderío que los portugueses habían tenido en sus buenos tiempos, la mezcla de razas y culturas, la amabilidad de la gente... Hay grandes edificios, tal vez un poco decadentes, y sucios, pero no por ello pierden encanto. Barrios por descubrir, como el Chiado, la Alfama,  el Barrio Alto, y como no, barrios más modernos como el que se creó para la Expo.

Si no habéis ido, os lo recomiendo, es una ciudad que se visita cómodamente subidos en un tranvía, concretamente el 28, cuyo recorrido coincide con los lugares más turísticos. Está bien comunicada por transporte público, ahora ofrecen la Lisboa Card como en otras ciudades (yo use el pase de 7 Colinas, sólo para el transporte, porque al estar pocos días prefería comprar las entradas de los lugares que quería visitar). La Lisboa card te es muy útil si tienes intención de ver la mayoría de museos y lugares de interés, te sirve también para el tren a Sintra, Cascáis y alrededores, no es una mala opción, sólo hay que valorar si nos conviene.

Nos alojamos en el hotel NH Campo Grande, muy bien comunicado en metro y bus, y bastante céntrico.  Después de pasear por nuestros rincones favoritos de la ciudad nos fuimos a nuestro restaurante Ô Chapito, está en la Costa do Castelo,1-7. La primera vez que fuimos fue allá por el 2004, recomendado por un amigo que es fotógrafo y trabaja para revistas de viajes. 

Aquella vez nos encantó, buena comida, maravillosas vistas, atención de los camareros buena...vamos que pocos lo conocían. Al cabo de 9 años, sólo nos quedan las vistas y los recuerdos, queríamos una cena especial, romántica, y nos encontramos decepcionados por el servicio, la carta y los precios!!! Vale que la vida ha subido, pero taaaanto!!! Así que os recomiendo ir para disfrutar de las vistas y por si queréis tomar una cervecita con alguna tapa, pero a no ser que haya mejorado (que lo dudo por las opiniones de Trip Advisor hasta este momento) mejor cenar en otro lugar. Os recomiendo en el Barrio Alto, el "Imperio dos Sentidos", un lugar que descubrimos por casualidad y que está francamente bien.

Al día siguiente regresamos al aeropuerto para coger el vuelo hacia Funchal, la capital de Madeira. El aeropuerto de Lisboa es muy accesible al estar dentro de la ciudad, con un bus urbano o aerobus, podéis comprobarlo con este mapa de transportes. 
 http://1.bp.blogspot.com/-_YnxJYRHJ4M/T9CZlfIYTKI/AAAAAAAACe0/YsGnY-JvH5E/s1600/aeropuerto_madeira.jpg
Tras  un vuelo de una hora y veinte, aterrizamos en Funchal, uno de los aeropuertos en los que se necesita que el piloto sea experimentado para aterrizar en su pista. En el año 2000, pasó de 1800 a 2781 metros, su tamaño actual. Esto se logró construyendo 180 pilares sobre el mar tal y como se aprecia en la foto.